De orugas, pingüinos y supervivencia comunitaria (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La necesidad de la motivación para la supervivencia (I)

Tipos de motivación aplicados a la supervivencia (I)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para la aventura

En verano, durante su época de reproducción, las mariposas (o polillas, de la familia Thaumetopoeidae) ponen huevos en las acículas de los pinos. Después de algo más de 1 mes nacen 30 o 40 orugas por puesta.

Como en su forma de oruga las procesionarias se consideran muchas veces una plaga al afectar gravemente a los pinos al comerse sus acículas durante el invierno y desfoliarlos si los invaden en demasía, es fácil ver en bosques mediterráneos de Europa central del sur supervisados formas de control como las trampas de feromonas, en las cuales se atrapa a los machos que ya no podrán fertilizar a las hembras y generar una nueva camada.



.
Cuando se acerca la época fría, las orugas se preparan para combatir el otro enemigo de todos los seres vivos además del hambre: el mal tiempo, en este caso el frío. Para eso llevan adelante una estrategia de supervivencia en grupo o comunitaria. Tejen entre todas un capullo, nido o bolsón a base de un secreción sedosa blanca que les servirá como refugio, y se meten ahí adentro cuando las temperaturas bajan hasta un nivel peligroso para ellas. Ahí adentro, todas juntas, comparten el calor que se mantiene en ese habitáculo, y así pasan los momentos más fríos del invierno.



.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com