Tipos de motivación aplicados a la supervivencia (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La necesidad de la motivación para la supervivencia (I)

La conducta, la motivación y la autoestima en supervivencia (I)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para la aventura

Ya hablamos de la motivación básica (las ganas de hacer algo porque nos gusta o nos atrae). Es decir, la motivación puede movilizarnos porque la supervivencia nos satisface, y esta satisfacción puede a su vez deberse a que:
- Nos motiva practicar y aprender supervivencia, independientemente de lo que con esto logremos (motivación rutinaria o cotidiana).
- Nos motiva cuando obtenemos resultados que son positivos (cuando tenemos éxitos, no cuando fracasamos).
- Nos motiva cuando nos comparamos con nosotros mismos antes de aprender y practicar, y notamos un avance, una autosuperación o mejora individual (motivación intrínseca).
- Nos motiva porque nos proporciona mejoras en nuestra vida en sociedad: ganamos más dinero, ascendemos en la escala social, ganamos premios, fama o prestigio, somos valorados como profesionales, etc. (motivación extrínseca).
- Nos motiva porque mejoramos en comparación con o superando a otros: ya sea en una competición de supervivencia, o en la capacidad físico-intelectual, etc. (motivación orientada hacia el ego).
- Nos motiva por los resultados que conseguimos al superar pruebas de supervivencia (motivación orientada hacia la tarea).

Como fácilmente se puede deducir, estos tipos de motivación se aplican a cualquier actividad, no sólo a la supervivencia, y no son para nada excluyentes entre sí. De hecho, la mayoría de las personas se mueven por una combinación de estos tipos de motivación, aunque en determinados casos y para cada personalidad, unos serán más influyentes que otros.


Supervivencia y motivación
Sobreviviendo a una nevada veraniega abajo de un plástico...

Pero en lo que a la supervivencia se refiere, las motivaciones que dependen para funcionar de factores externos (motivación extrínseca y orientada a la búsqueda de resultados positivos) pueden ser un arma de doble filo. La primera es incompatible con la autosuficiencia, ya que necesitamos comprar nuestros logros con los de otros, o estos sólo tienen sentido si existen otros con quien compararlos o jactarnos de ellos. Es decir, este tipo de motivación depende de otros para practicar la supervivencia que sentimos como una competencia. Por otro lado, si nos acostumbramos sólo a la victoria como principal o única motivación (basada en la búsqueda de resultados positivos), la posibilidad de la derrota es un punto débil, y si se da en un momento dado puede ser además un problema difícil de superar ("el síndrome del ganador", podríamos llamarlo). Ambas posibilidades pueden darse sobre todo en aquellos que practican la supervivencia sólo en el contexto deportivos/competitivo, motivados a su vez solamente por la búsqueda de resultados externos positivos conseguidos (marcas, puestos, logros, etc.), y no por el resultado más importante que define a la supervivencia por definición: el que logremos seguir vivos.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com