Los ingredientes del miedo (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Tipos de motivación aplicados a la supervivencia (I)

La conducta, la motivación y la autoestima en supervivencia (I)

La necesidad de la motivación para la supervivencia (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Los relatos, historias, leyendas urbanas, cuentos, películas que causan miedo lo hacen porque tocan una "fibra sensible" que tenemos los humanos respecto a ciertos temas. Estos temas, que podemos llamar "la esencia del miedo" son los que recurrentemente nos atemorizan o nos horrorizan en mayor o menor grado.

Analizar el miedo, terror, temor, horror o pánico interesa por muchas razones. Tanto por motivos meramente creativos, artísticos o de ocio (escribir novelas de terror, hacer películas de terror, contar relatos de terror, etc.) como por cuestiones relacionadas con la defensa personal y la supervivencia más inveterada.

Esto último es quizás lo más interesante del factor miedo, ya que originalmente (y aún hoy) el miedo es una forma de reaccionar para enfrentarse a una situación de supervivencia, a una emergencias vital o a una situación de defensa personal. Es decir, frente a una situación que se percibe como peligrosa.

En este sentido, a nivel fisiológico, hay que diferenciar al miedo del pánico. Mientras que el miedo es un mecanismo que pone a punto a nuestro organismo para reaccionar (huida o ataque-defensa) el pánico es una "degeneración extrema" del miedo que nos lleva a la parálisis, a la inacción, o a la reacción totalmente instintiva que muchas veces puede ser contraproducente ("estampida", pánico colectivo, etc.).

Ya sea por causas psicológicas o meramente "orgánicas" (biológicas, fisiológicas), el hecho es que podemos definir perfectamente el tipo de cosas que causa miedo a la mayoría de las personas, a algunas más, a otras menos, sabiendo que los motivos del miedo pueden ser perfectamente reales, o simplemente imaginarios. Empecemos a detallar aquí entonces, como si de una receta para el terror se tratara, los ingredientes necesarios para que algo nos atemorice.

La muerte

Puede que algunos no teman a la muerte, pero lo cierto es que la mayoría si le teme. La razón, si entrar en grandes cuestiones filosóficas, es simple: parece ser el fin de la existencia...al menos tal como la conocemos... Por eso el temor a la muerte está estrechamente relacionado con el temor a lo desconocido y a la incertidumbre, que tratamos más adelante.

Temer a la muerte implica temer tanto a la muerte propia, como a la de personas ajenas, ya sea porque se trata de seres querido o personas de las que dependemos, o de desconocidos, por simple empatía.

Evidentemente el miedo a la muerte se transforma al miedo a la gente violenta, asesinos, guerras, ¡incluso a los políticos! :-S



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com