Metrosexuales: los pelos son necesarios para la supervivencia


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La distancia a los alimentos como problema de supervivencia

La conducta, la motivación y la autoestima en supervivencia (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

¿La estética está llegando a límites que amenazan nuestra forma de vida?. Esta puede parecer una pregunta graciosa o alarmista, pero en nuestra opinión no deja de ser cierta. La prueba está en que muchos ciudadanos están adquiriendo costumbres que atentan directamente contra su salud simplemente por motivos de gusto o comodidad.

Un ejemplo paradigmático de una costumbre estética que hace a los que la practican más débiles en algunos sentidos poco conocidos, es la de la depilación masculina. Dejando de lado el hecho de que las mujeres tienen en occidente una "obligación cultural" milenaria que las lleva a depilarse los pocos pelos que tienen fuera de la zona de la cabeza, convengamos que los hombres no tienen esta carga cultural, y por lo tanto no estaban obligados (al menos hasta ahora...) a hacer lo mismo... Pero al parecer, se cumple esa máxima de "lo quiero por que no lo tengo", y cierta "afeminación" de los hombres hizo que de a poco muchas costumbres e la estética femenina pasaran al ámbito de lo viril mal entendido.

¿En qué puede perjudicar a un hombre depilarse? En muchos aspectos. Los pelos del cuerpo o "vello", señores metrosexuales, están por algo, cumplen varias funciones orgánicas bien conocidas aunque poco valoradas en una civilización en donde lo importante es la ropa y la casa que nos proteja de las inclemencias del tiempo, junto con los medicamentos que nos curen las enfermedades que no nos ocupamos de prevenir.

Es cierto que (según Wikipedia) podemos encontrar lo siguientes argumentos por los cuales prescindir del vello (y en particular del vello púbico):

la estética;

la higiene;

la moda;

la religión;

la tradición;

las prácticas sexuales, como el sexo oral, y

las sensaciones producidas por éste al tacto.

Pero también es cierto que hay razones para conservarlo, sobre todo si atendemos a la máxima de que algo que está por naturaleza suele tener una buena razón para conservarse. En concreto, le encuentro al pelo o vello corporal la siguiente utilidad, que en todo los casos está relacionada con la buena salud y la supervivencia por sobre la moda y la estética:

Mantienen el calor cerca del cuerpo más tiempo, y es la única capa natural que nos aísla del frío o el calor. Ayuda por tanto a la termoregulación.

Reduce el efecto de los golpes ante caídas "acolchonando" los impactos, algo que se agradece mucho, sobre todo en las "partes nobles" (incluyendo la cabeza, por supuesto ;) ).

Ayuda a mantener la correcta hidratación y grasitud para conservar una piel sana. Recordemos que la piel es el organo humano más extenso del cuerpo, y nuestra frontera contra todo enfermedad exterior, incluyendo a agentes climático o externos como la radiación solar o de cualquier tipo. Si la piel no funciona bien, tendremos un gran problema...

Ayuda a transpirar y eliminar toxinas con mayor facilidad, lo que también se relaciona con la termoregulación.

Son una protección natural frente a los rayos solares (la piel bajo una capa de vello se quema menos).

Sirven en algunos casos para proteger de agentes patógenos. En la nariz, claramente son parte de un "filtro" natural del aire, se cree que pueden cumplir la misma función en las mucosas de el organo sexual femenino y en otras partes del cuerpo.

Es (o era...dependiendo ahora de gustos) un tradicional reclamo erógeno para el sexo opuesto, uno de los pocos que todavía conservamos (o conservan los que no se rapan a cero) heredados del reino animal. Se sabe que el vello púbico ayuda a retener y por lo tanto concentrar las feromonas, generando una mayor atracción sexual.

A esto hay que sumarle que, se tenga o no se tenga pelo corporal, habrá quienes opinen que eso es atractivos y quienes opinen lo contrario. De esto se deduce que hay más o menos las mismas posibilidades de parecer lindo o feo ante el resto de la sociedad. Pero el hecho es que depilarse cuesta tiempo (y dinero, por supuesto) y, por lo tanto, habría que elegir no sumarse una necesidad inútil más a nuestra atareada vida, sobre todo si trae más chances de que nuestro cuerpo funcione peor...¿no les parece? Pero claro, este tipo de cosas no se piensan, se hacen...¿o me equivoco?



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com