La improvisación de equipo de supervivencia


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La distancia a los alimentos como problema de supervivencia

La conducta, la motivación y la autoestima en supervivencia (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Aquel cuya vida dependa de algo que posea, morirá si no lo tiene. Con esta frase podríamos resumir el arma de doble filo que constituye el equipo de supervivencia. La forma de prevenir el lado negativo del uso de material para la supervivencia es aprender tanto a usarlo, como a prescindir de él si no lo tenemos o no funciona, y arreglarse con lo que vinimos al mundo: cuerpo y mente.

Parrilla improvisada y tarro.
Una parrilla improvisada con un alambre de puás, y un tarro con una lata de conservas.

Pero que no tengamos equipo específicamente diseñado para situaciones concretas de supervivencia, no significa que no podamos adaptar cualquier otra cosa para suplir esta carencia, sea esto un objeto natural o artificial. De ahí la importancia de lo que conocemos como "improvisación". Es decir, el arte de transformar algo que en principio no nos sirve en aquello que necesitamos, en este caso para mantenernos vivos o mejorar las condiciones de supervivencia (confort primitivo).

Esto significa que las recomendaciones sobre el equipo "estándar" que consideramos en el Gea útiles para la mayoría de las situaciones de supervivencia, no implica una dependencia de este equipo, sino todo lo contrario. El equipo de supervivencia debe entenderse como una herramienta más, y pese a que inevitablemente en algunos casos deba considerarse a cierto material como imprescindible (como en el caso del traje espacial cuando un astronauta flota por el espacio exterior) la mayoría de las veces deberemos saber cuales son las técnicas alternativas de las que podamos servirnos para sobrevivir sin él si se diera el caso.

Lo más importante, sin embargo, no es recordar todas las técnicas de supervivencia sin equipo disponibles para cada caso (lo cual muchas veces no será posible), sino cultivar una mente abierta que unido a un buen estado de salud (física y mental) nos permita poder improvisar con lo que tengamos a mano, según se de cada situación.

Podríamos decir entonces que el superviviente ideal se asemeja al protagonista de la antigua serie McGyver, que gracias a su inteligencia aprovecha lo que tiene a mano para salir de circunstancias embarazosas. Es decir, el superviviente debe cultivar, con la práctica continua, la habilidad de la improvisación. Deberá saber aplicar sus conocimientos científicos y teóricos sobre el mundo a la práctica y la realidad que lo acose para volcarla a su favor.

Dicho en pocas palabras: en supervivencia, todo sirve o todo puede servir. Esto significa que nada debe ser descartado o desechado salvo que realmente nos perjudique en algún sentido (no tenemos espacio donde guardarlo, es tóxico, pesa mucho para transportarlo, etc.). Por eso todo material u objeto aparentemente inútil debe ser guardado y clasificado con un cierto orden, para que pueda ser encontrado rápidamente cuando nuestra mente le halle finalmente una utilidad como herramienta para resolver un determinado problema de supervivencia.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com