Defensa personal contra ataques irracionales (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

La ética de la defensa personal

Bases para la defensa personal ante armas blancas

La Víctima Perfecta (I)

El sistema de armas Nanotyrannus (I)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipamiento para defensa personal

Equipo de supervivencia

No toda agresión o ataque físico tiene que ser un ataque con un sentido o un objetivo, lo que podríamos entender más o menos como racional o calculado para lograr algo por la fuerza. Algunas agresiones no tienen ninguna racionalidad por parte del atacante, pero desde el punto de vista de la defensa personal hay que encontrarles la lógica, sea o no racional. Sobre esto reflexionamos en este artículo.

Tenemos dos tipos o extremos de ladrones, los de guante blanco, y los que pasaremos a llamar los de "mano sucia".

El ladrón de guante blanco es el ladrón con clase, con una ética o un código bien establecido sobre los límites de sus acciones delictivas y el compañerismo entre "profesionales" del robo. El ladrón de guante blanco ideal es aquel que planifica un robo, estafas, secuestro, etc. y lo ejecuta con total perfección: sin ejercer violencia y sin que haya víctimas o afectados de ningún tipo, donde la única pérdida es económica para el afectado, el haber logrado el ladrón una gran cantidad de dinero. Esta acción suele ejecutarse típicamente contra una institución financiera, personas con mucho dinero, etc. con cierto espíritu digno de Robin Hood en muchos casos.

En el polo opuesto, el ladrón de mano sucia es el ladrón "vulgar". En esta caso el ladrón de mano sucia ideal no tiene moral ni ley, y (lo que es más importante) llega incluso a manifestar una actitud ajena de toda lógica, autodestructiva en muchos casos, una accionar irracional que motiva el análisis de este articulo. Esta irracionalidad puede ser consecuencia de la falta de criterio, del a ignorancia, de embriaguez en sentido amplio o simplemente de la falta de amor por su propia vida que deriva en actitudes muchas veces manifiestamente suicidas.

Cuando la ignorancia, la enfermedad mental o las drogas se combinan con la delincuencia, el resultado puede ser realmente peligroso para las víctimas, porque lo que podría esperarse como "normal" en estos casos, se trastocan totalmente, llegando los agresores a atacar o incluso a matar cuando en teoría no hay ninguna necesidad de ello.

Para entender esto, pensemos cuales son las reacciones normales racionales ante hechos delictivos, y comparémoslas con las que no lo son:

Reacciones lógicas:

- Atraco: cuando a uno lo atracan, si acata las ordenes de los atacantes, estos simplemente huyen con el botín.

- Secuestro: en caso de secuestro, se devuelve a al/los secuestrado/s a cambio del rescate, y mientras tanto se los trate relativamente bien.

- Robo: al robar domicilios vacíos, lo lógico es que se lleven lo robado lo antes posible.

Reacciones ilógicas:

- Atraco: se producen agresiones o incluso asesinatos de las víctimas pese a su total cooperación.

- Secuestro: se tortura, maltrata o asesina a los secuestrados incluso antes de poder cobrar el secuestro, o después de haberlo cobrado.

- Robo: se destruye las propiedades que podrían ser robadas in situ.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com