La tecnodependencia y el ejemplo del dentífrico o pasta de dientes


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Supervivencia al aire libre: alimentándose de plantas y frutos silvestres (I)

Supervivencia y alambiques: formas de obtener agua de la nada, destilarla y potabilizarla (I)

Supervivencia polar: obtención de agua del hielo y la nieve (I)

Pescando con red en el mar (forma no tradicional)

Cómo construir un iglú improvisado

Cómo construir un iglú sin herramientas (I)

Hacer fuego al aire libre, ubicación y zona de seguridad (I)

Fogatas versus hornillos o calentadores de camping (I)

Cómo hacer fuego con una barra de ferrocerio

Fabricación de algodón carbonizado como yesca artificial para encender fuego con chispas

Cómo hacer fuego con hongo yesquero

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Podemos definir a la tecnodependencia como la "adicción" de los ciudadanos actuales a determinada "dosis" de ciertas tecnologías que, en realidad, no son (estrictamente hablando) necesarias para la vida, la salud o el bienestar de las personas.

Ejemplos sobran, pero vamos a concentrarnos en uno en particular para tratar de aclarar el concepto de tecnodependencia, y como influye este en la capacidad de supervivencia del ser humano actual.

Pensemos en un simple pomo de dentífrico (pasta de dientes). ¿Para qué sirve? Para mantener los dientes limpios, por supuesto, o para no tener caries, etc. me dirán...pero pensemos un momento más detenidamente: ¿cómo hacen los animales para prácticamente no tener caries, incluyendo nuestros parientes (99% de equivalencia genética) los monos? Alguno me dirá que algunos animales domésticos tienen caries...y aunque es raro, puede pasar...pero el propio veterinario nos dirá que lo más probable es que esto se debe a la mala alimentación que le damos...¡y aquí está el quid de la cuestión señores!: los animales domésticos DEPENDEN de otros para comer y SE ALIMENTAN MAL.

Recapitulemos sobre lo que sabemos hasta ahora de nuestro ejemplo de dependencia tecnocientífica:

1 - los animales no necesitan dentífrico para no tener caries y mantener su boca y sus dientes sanos.

2 - nosotros somos animales.

3 - por lo tanto, nosotros no DEBERÍAMOS necesitar dentífrico.

Tanto en nuestra boca como en la de los animales "no humanos" existen una "flora bacteriana" que se encarga de mantener la boca en condiciones siempre y cuando nos alimentemos de forma correcta (es decir, no nos metamos basura a la boca, sólo alimentos). Nosotros en Andinia, como exploradores que muchas veces tuvimos (por causas de "fuerza mayor", es decir, de supervivencia) que prescindir del dentífrico o pasta de dientes por varios días, sabemos que si la alimentación es buena la flora bacteriana bucal no sólo se encarga de mantener la boca limpia, sino que también mantiene un aliento neutro.

Cualquier dentista "no comercial" le confirmará que la principal forma de limpieza "automática" y natural de los dientes es la lengua, de ahí que se diga que el momento en que deben limpiarse los dientes de forma prioritaria es antes de irse a dormir, ya que durante el sueño la lengua no actúa. Paralelamente, la mejor ayuda para limpiárselos "artificialmente" es el cepillo de dientes CON O SIN DENTÍFRICO, porque lo importante es "remover" no dejar buen aliento y sentirse "frescos y fashion".

¿Por qué entonces usamos dentífrico? ¿por qué parece tan imprescindible para el ser humano civilizado algo no sólo superfluo, sino innecesario? Las "razones" son de marketing apoyadas por cuestiones cosméticas y de confort.

El marketing es el encargado de que nos bombardeen con publicidad cuando surgen productos nuevos (en su momento en dentífrico o pasta de dientes) hasta que pensemos que son indispensables para la vida. La cosmética hace que nos sintamos mejor cuando nuestra boca "huele a rosas", porque necesitamos sacarnos el olor asqueroso del humo de cigarrillo, del alcohol o de la comida basura (otros productos adictivos, perjudiciales e innecesarios). Por último, el confort hace que sea más agradable limpiarse los dientes (no olvidemos que los dentífricos incluyen anestesia local, así no sentimos cuando nos lastimamos las encías) y nos termina de convencer.

No tenemos nada contra las empresas vendedoras de dentífrico o pasta de dientes (también vale para los enjuagues antiplaca y similares ;) ), esto es sólo un ejemplo de lo que es la tecnodependecia. Porque el dentífrico es producto de un desarrollo tecnocientífico que implica la creación del producto en sí, del envase y de todo lo asociado para poder venderlo.

¿Qué tiene de malo, en definitiva, depender de estas cosa "innecesarias"?, podría preguntársenos de forma ingenua. Para enterarse de eso, sugiero leer esta serie de post de nuestro foro de supervivencia: El peligro de depender de un objeto . Y si tiene algo para agregar, algo para preguntar, está invitado a participar (es gratis, y no es adictivo :D )



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com