Nudos y más nudos (XXIII) - Nudo Prusik


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Nudos y más nudos (I)

La cabuyería, tipos de cuerda y el arte de hacer nudos

Supervivencia y alambiques: formas de obtener agua de la nada, destilarla y potabilizarla (I)

Supervivencia polar: obtención de agua del hielo y la nieve (I)

Pescando con red en el mar (forma no tradicional)

Cómo construir un iglú improvisado

Cómo construir un iglú sin herramientas (I)

Hacer fuego al aire libre, ubicación y zona de seguridad (I)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Nudo Prusik

El nudo prusik es el más tradicional de los nudos autobloqueantes o de fricción bidireccionales utilizados en montañismo y escalada, a tal punto que muchas veces se habla de este tipo de nudos como "nudos prusiks". La mayoría de los nudos autobloqueantes evolucionaron a partir de este nudo, o fueron influenciados por sus características, buscando mejorar sus contras.


Video tutorial sobre el Nudo Prusik.
En el video se coloca la vuelta final por el centro del resto de las vueltas del nudo, pero en relidad
sería más correcto colocarla por el exterior ya que, bajo tensión, va a tender a deslizarse y colocarse de esa forma.

Aunque el nudo prusik puede usarse para diversas maniobras de montañismo, escalada, barranquismo, espeleología, etc.; originalmente se utilizó como un nudo para ayudar a ascender por tracción sogas o cuerdas en alpinismo, y actualmente esa función se reserva a otros nudos autobloqueantes, y el prusik, si bien hay que conocer, es el menos utilizado para estas y otras tareas propias de estos nudos, debido a ser comparativamente algo difícil de manipular en condiciones prácticas (por ejemplo, con guantes), y que una vez bloqueado es muy difícil de destrabar. A su vez, es un nudo que tiende a resbalar cuando la cuerda está mojada bajo pesos relativamente bajos. Por eso actualmente su uso se restringe a situaciones en las que haya que dejar algo fijo del nudo (por ejemplo, para transferir cargas colgantes de una cuerda), no a aquellas en las que tengamos que aflojarlo constantemente.

El cordín que se tiene que usar debe ser de por lo menos 7 mm, si queremos garantizar una resistencia de acuerdo a estándares de seguridad aceptados en escalada. Antes de empezar a realizar el nudo, tenemos que tener hecho un anillo con el cordín, para lo cual uniremos los extremos con un nudo de pescador doble o triple. El largo del cordín ideal dependerá un poco del diámetro de la soga sobre la que realicemos el nudo, pero rondará entre los 90 y 120 cm de largo. Las vueltas que deben darse sobre la cuerda con el cordín o cinta que usemos para confeccionar el prusik son al menos dos, siendo recomendables tres, y la mayor cantidad posible en caso de hacerlo con una cinta, aunque algunos autores directamente desaconsejan hacer un prusik con cinta plana.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com