Consejos al aire libre - ¿Me sirve de algo una brújula sola?


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

¿Qué hacer si se está perdido? (I)

Nº de emergencia y una peligrosa leyenda al aire libre

Orientación básica (I)

Orientación y sendas (I)

Pedir ayuda estando perdidos o extraviados al aire libre (I)

Qué es y cómo se usa un curvímetro (I)

Orientación y el problema de seguir fórmulas sin saber lo que significan

La otra forma de perderse

Qué es y cómo se usa un curvímetro (I)

La utilidad de los curvímetros y la medición de distancias reales (I)

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para la aventura

Esta es una pregunta que me han hecho alguna vez. Una respuesta rápida a esta pregunta sería NO (y no me refiero a ´NorOeste´, sino a NEGATIVO). Las brújulas sin un conocimiento básico de orientación no sirven de nada, y hablamos de algo más que de saber para donde está el Norte, y qué parte de la flecha (flecha norte) de la brújula lo señala... Para poder orientarse mínimamente con brújula hace falta algo más que comprarla y tenerla en la mochila durante una salida.

Reloj solar
Parte e un reloj solar, artilugio que se puede usar como la más elemental de las brújulas.

Lo primero que hay que saber es que una brújula sin un conocimiento mínimo de la geografía del lugar en que nos movemos (sea tierra, aire o mar) no sirve de nada. Lo principal entonces es saber hacia donde nos queremos dirigir (accidente geográfico, región, ciudad, etc.) y su rumbo, de memoria, a través de un mapa, o como sea. Esto implica saber cómo se distribuyen los puntos cardinales y qué es un rumbo (una dirección a seguir marcada por medio de una brújula sobre el terreno, y expresada en grados).

La utilidad de la brújula se pone de manifiesto cuando no tenemos visibilidad directa o constante del punto al que nos vamos a dirigir, y por o tanto no podemos navegar "a ojo". Tanto en senderismo como manejando un vehículo terrestre, en náutica o aviación, la navegación es siempre primero visual y sin instrumentos, y los instrumentos de orientación nos ayudan cuando podemos perder el rumbo por mala o nula visibilidad del objetivo.

Por ejemplo, si caminando por la montaña ya no vemos el pico al que vamos, y no tenemos un camino que nos lleve, pero sabemos su rumbo, una brújula nos va ayudar (siempre que, por supuesto, sepamos marcar el rumbo y seguirlo), evitando que nos desviemos de nuestra ruta. Si no conocemos el terreno de memoria, ahí es cuando el mapa cobra utilidad, y ésta se refuerza con la de la brújula, que nos permite orientarlo si no es posible hacerlo por falta de visibilidad.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com