Primeros auxilios ante quemaduras (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Golpe de calor y primeros auxilios

Protección química y física contra el sol

Insolación: prevención y primeros auxilios

Hidratación y ejercicio físico

Primeros auxilios: síntomas, consecuencias y efectos de la deshidratación

La deshidratación en la montaña

Los síntomas de la hipotermia leve o ligera

Síntomas y grados de hipotermia

Hipotermia: actuación y tratamiento de primeros auxilios

Determinando valores normales y anormales de presión arterial

Hipotermia y congelación en altitud

Congelación: definición, prevención y causas

Congelación: reconocimiento y actuación de primeros auxilios (I)

Primeros auxilios: Valoración primaria de un herido (I)

Primeros auxilios: RCP, reanimación cardiopulmonar o resucitación cardiorespiratoria (I)

Primeros auxilios: Valoración secundaria de un herido (I)

La Posición Lateral de Seguridad (PLS)

La Escala de Glasgow

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para la aventura

Si nos quemamos o debemos atender a un quemado, ya sea una quemadura por calor de primero, segundo o tercer grado, pero la superficie quemada es chica (en extensión, no en profundidad), hay que aplicar en principio unos primeros auxilios básicos que son los mismos independientemente del grado de gravedad de la quemadura.

- Lo que NO hay que hacer.

- Si las hay, NUNCA hay que reventar las ampollas.

- NUNCA debe aplicarse hielo (directa o indirectamente) sobre una quemadura.

- Tampoco deben vendarse las zonas afectadas juntas (por ejemplo, los dedos de una mano) porque podrían pegarse (cicatrizarse) también juntas. Por la misma razón, no hay que vendar fuertemente la zona quemada (vendajes compresivos) ni de hacerlo de forma exagerada (vendajes con muchas vueltas de vendas).

- En cualquier tipo de quemadura, pero sobre todo en caso de quemaduras graves, no debe darse de beber alcohol [1], ni permitir fumar al quemado. Esto comprometería aún más la irrigación de los tejidos afectados.

- Lo que hay que hacer.

1 - Lo primero es, en cualquier caso (a excepción de los grandes quemaduras) enfriar la zona quemada, ya que el calor que provocó la quemadura se "transfiere" y "aloja" en la zona quemada, y sigue actuando y quemando si no se la enfría. Para esto el método más simple y rápido es dejar caer agua de la canilla o grifo (si estamos al aire libre, de un río o arroyo, por ejemplo) sobre la zona quemada durante 5 a 10 minutos como mínimo, dependiendo de lo fría que esté el agua (debería estar preferiblemente no muy fría).



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com