Protección química y física contra el sol


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Insolación: prevención y primeros auxilios

Golpe de calor y primeros auxilios

Hidratación y ejercicio físico

Primeros auxilios: síntomas, consecuencias y efectos de la deshidratación

La deshidratación en la montaña

Consideraciones sobre la toma de temperatura corporal al aire libre

Hipotermia y congelación en altitud

Primeros auxilios: Valoración primaria de un herido (I)

Primeros auxilios: RCP, reanimación cardiopulmonar o resucitación cardiorespiratoria (I)

Primeros auxilios: Valoración secundaria de un herido (I)

La Posición Lateral de Seguridad (PLS)

Determinando valores normales y anormales de presión arterial

La Escala de Glasgow

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

La incidencia de la radiación solar y los peligrosos rayos UVA y UVB que llegan a la Tierra sigue aumentando. Con conocimiento de como protegernos podemos reducir el riesgo de padecer cáncer de piel, algo cada vez más común.

El sol en la montaña, más peligroso todavía
El sol en la montaña, más peligroso todavía

Tanto si realizamos actividades al aire libre de tipo recreativo en el medio natural, como si nos movemos por la ciudad al aire libre, tiene que interesarnos saber cómo protegernos del sol, que es bueno en dosis bajas, pero bastante perjudicial en dosis altas, y a determinadas horas del día.

En países como Argentina, Australia, Chile, Bolivia y el Tibet, la incidencia de los rayos UV es tan alta que a veces duplica la de otros países. Australia y Argentina son los más afectados del mundo [1], seguidos de Chile y el Tibet, por la altura en la que se ascientan sus poblaciones en sus territorios (la Cordillera de los Andes y la del Himalaya, respectivamente) y la cercanía al polo sur en el caso de Chile y Argentina, en función de el fototipo de sus habitantes. Esto, sumado al incremento exponencial de los casos de cáncer de piel (melanoma) en Argentina [2], hizo que hace unos meses algunos científicos de este país descubrieran una forma fácil de autoregularse frente a los rayos solares, independientemente del país o la zona horaria en que uno viva (que como sabemos, raramente coincide con la hora solar real).

Así, llegaron a la conclusión de que una regla nemotécnica fácil para saber cuando nuestra exposición a los rayos solares es peligrosa, es la siguiente:

- Sombra corta (menor a nuestra altura) riesgo alto.

- Sombra larga (mayor a nuestra altura) riesgo bajo.

Como vemos, sólo mirando nuestra sombra sabremos a qué atenernos.

Por otro lado, hay que tener claro la diferenciación entre la protección física y la química ante los rayos solares. La primera es generalmente más efectiva: consiste en ropa que nos cubra totalmente, cuanto más clara y gruesa mejor [3]. La segunda hace referencia a todo tipo de cremas y productos cosméticos, que por mucho que lo anuncien, nunca pueden ofrecer una protección total (la crema no siempre se distribuye bien, y se siempre quedará una zona más expuesta, se perderá con la transpiración, etc.).

Puede leer más consejos sobre cómo protegerse del sol acá o siguia los siguientes enlaces para saber sobre los efectos nocivos de los rayos solares o el índice de protección solar.

Notas:
[1] El CONICET, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina, estima que los casos de cáncer de piel o melanoma subieron un 30% entre 2002 y 2007 debido a la disminución de la capa de ozono, entre otras causas.
[2] Ver aquí.
[3] Actualmente se está incluyendo información sobre el nivel de filtrado de rayos UV que tiene la ropa que se diseña para ser usada al aire libre. Al respecto pueden leer lo que explicamos sobre el índice de protección UPF.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com