Principios para el trampeo o construcción de trampas para cazar en supervivencia (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Trampas de lazo para cazar en supervivencia (I)

Pescando con red en el mar (forma no tradicional)

Vídeos de supervivencia: buscando larvas para comer

Dos buenos alimentos para situaciones de supervivencia y actividades al aire libre

Recolección de setas, callampas u hongos comestibles: recomendaciones básicas

Supervivencia y alambiques: formas de obtener agua de la nada, destilarla y potabilizarla (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Aquí detallamos ciertos principios que hay que seguir para construir trampas para cazar en el contexto de una situación de supervivencia, principios que son generales, y por tanto independientes del tipo de trampa que vayamos a construir.

Cazar no es un deporte para nosotros, por lo que entendemos estas técnicas de trampeo como un medio para sobrevivir o para recuperar energías tras un accidente (por ejemplo) mientras se espera un rescate, o para seguir moviéndose en un viaje de retorno a la civilización. Cazar también puede ser necesario si, por un conflicto de supervivencia urbana de larga duración, hay que hacerlo incluso en la ciudad, o (tras emigrar a una zona despoblada) en la misma naturaleza (bosque, selva, montaña, desierto, etc.).

INDICE

Una trampa debe ser simple

Una trampa debe ser resistente.

Una trampa debe ser sensible.

Una trampa debe estar adecuada a la presa que queremos capturar.

Una trampa debe estar bien ubicada y/o cebada

Una trampa debe estar camuflada y mimetizada

Una trampa debe ser verificada con regularidad

Una trampa debe ser señalizada

Una trampa será desarmada o desmontada


Video tutorial que explica algunos de los principios para la construcción de trampas en supervivencia.


Una trampa debe ser simple

Una trampa no debe ser sencilla sí o sí, pero en materia de supervivencia, es conveniente que lo sea. Todo lo simple cuesta menos trabajo, y por lo tanto menos esfuerzo físico, menos gasto de energía. En supervivencia, no tendría sentido construir una trampa que requiera más gasto de calorías que las que nos va a dar consumir el alimento cazado.

Una trampa debe ser resistente

No serviría de nada que un animal caiga en nuestra trampa, para que inmediatamente después, por debilidad en la construcción de la misma, termine rompiéndola o escapándose. Un animal herido usará todas sus fuerzas para intentar soltarse de la trampa y sobrevivir, por lo que no hay que subestimar nunca estos esfuerzos que hará por escapar.

Hay que tender, por tanto, a fabricar trampas robustas con materiales lo más resistentes posibles, y probarlas en acción para tener una idea de su potencial resistencia ante los esfuerzos de una potencial caza para zafar de ella.

La mayoría de las trampas pueden hacerse con madera, y una cuchillo, navaja o similar para ayudar a la construcción. En estos casos, la madera recolectada del suelo (muy útil para leña) no suele servir, ya que suele ser muy quebradiza o poco resistente, ya sea por estar seca, o por estar demasiado húmeda o podrida. Lo mejor es usar entonces madera algo verde, fuerte pero flexible, ya que no se romperá fácilmente.

Una trampa debe ser sensible

La sensibilidad de la trampa hará que perdamos ciertas piezas de caza, ya que algunas serán "disparadas" de forma accidental y/o sin haber capturado caza alguna. Sin embargo, esto siempre es mejor que el hecho de que no funcionen para nada, o que incluso, teniendo cebo, este sea comido por los animales sin que la trampa "salte", ya sea porque el mecanismo de "gatillo" no es lo suficientemente sensible, o porque el cebo no está lo suficientemente fijado a la trampa.

Una trampa debe estar adecuada a la presa que queremos capturar

Existen muchos tipos de trampas, y la elección dependerá no sólo de que sepamos construirla o no de antemano, sino (sobre todo) del animal que pretendamos capturar. Es útil, por tanto, que el futuro superviviente haya practicado y conozca, al menos a grandes rasgos, los mecanismos de construcción de los principales tipos de trampas, que son:

- Trampas de lazo (estrangulan).

- Trampas de caída de pesos muertos (mutilan).

- Trampas de red (enredan).

- Trampas que dejan colgado (elevan).

- Una combinación de dos o más de los principios anteriores.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com