Formas de protegerse del frío y las inclemencias del tiempo


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Supervivencia al aire libre: alimentándose de plantas y frutos silvestres (I)

Supervivencia y alambiques: formas de obtener agua de la nada, destilarla y potabilizarla (I)

Supervivencia polar: obtención de agua del hielo y la nieve (I)

Pescando con red en el mar (forma no tradicional)

Cómo construir un iglú improvisado

Cómo construir un iglú sin herramientas (I)

Hacer fuego al aire libre, ubicación y zona de seguridad (I)

Fogatas versus hornillos o calentadores de camping (I)

Cómo hacer fuego con una barra de ferrocerio

Fabricación de algodón carbonizado como yesca artificial para encender fuego con chispas

Cómo hacer fuego con hongo yesquero

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para senderismo y excursionismo

Equipo de supervivencia

Los seres humanos no tenemos las ventajas que las defensas naturales ofrecen a los animales para combatir el frío, debemos por lo tanto buscar otros medios inteligentes para aislarnos de él cuando vivimos al aire libre.

Los animales y sus defensas contra el frio

Los animales, dependiendo la especie, se protegen del frío gracias a la grasa parda, el pelaje, los procesos de hibernación e incluso letargo durante un congelamiento casi total en algunas especies de ranas de montaña.

Nosotros no tenemos tanta suerte: no poseemos el tipo de grasa que nos aísla del frío, tampoco conservamos el pelaje que tenían nuestros simiescos antepasados, y lamentablemente no tenemos ningún sistema interno que regule nuestra actividad de forma involuntaria evitando que consumamos energía en exceso durante el invierno, y que nos permita sobrevivir aunque haga mucho frío mientras al mismo tiempo evita que nuestro cuerpo se congele y muera.

Nuestra única ayuda es la vestimenta y el refugio. La vivienda y la ropa son nuestros aliados, y aunque en la ciudad estas "herramientas" de supervivencia las construyen otros (o "algo", una máquina), cuando nos movemos durante una actividad al aire libre puede que la tengamos que construir o improvisar nosotros en forma de refugios o vivaques, o incluso llegando a confeccionar ropa de circunstancia para afrontar una situación de supervivencia al aire libre.

La ropa por capaz es la solución para proteger directamente nuestro cuerpo. Pero esta no será suficiente si estamos enfrentando un temporal de nieve, una persistente borrasca, una ventisca infernal o una tormenta que nos empapa y nos expone pese a toda nuestra vestimenta. En estos casos será necesario buscar o crear un refugio.

En ambos casos deberemos usar nuestras propias manos junto con las de nuestros compañeros (si es que tenemos). La ciudad estará lejos, y volveremos una vez más a la fuente, a la única herramienta que tiene el ser humano de combatir el frío y las inclemencias del tiempo: la inteligencia y la sabiduría, en forma de experiencia y voluntad para sobrevivir.

Debemos actuar mucho antes de que ocurran catástrofes que nos obliguen a improvisar, debemos practicar técnicas de supervivencia, simularlas antes de que sucedan realmente. Aprenda y pregunte sobre supervivencia en nuestro foro para saber más.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com