Hornillos o calentadores de camping de gas, combustible líquido y multicombustible (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Fogatas versus hornillos o calentadores de camping (I)

Incrementando el poder calorífico de nuestro hornillo o calentador de camping (I)

Fabricación de algodón carbonizado como yesca artificial para encender fuego con chispas

Cómo hacer fuego con una barra de ferrocerio

Cómo buscar buena leña para hacer fuego

Construcción y uso de un arco de fuego o arco de rodamiento indio

Cómo hacer fuego con hongo yesquero

Cómo tallar madera usando fuego

Hacer fuego al aire libre, ubicación y zona de seguridad (I)

Cómo encender una fogata con un arma de fuego

Cuando el fuego no quema: Hirviendo agua en una botella

¿Se puede encender y mantener un fogón bajo la lluvia?

Encendiendo fuego con leña húmeda y napalm

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para la aventura

Eligiendo y comprando un hornillo

Como sucede con cualquier tipo de equipo para actividades al aire libre, lo primero que hay que saber antes de comprar, en este caso, nuestro hornillo o calentador, es exactamente para qué lo necesitamos y bajo qué circunstancias en concreto prevemos que lo vamos a usar.


Tutorial donde se muestra un calentador Primus Onmifuel con accesorios varios.

Algunas de las preguntas fundamentales que tendremos que responder antes de ir a comprar nuestra cocinilla portátil son las siguientes:

- ¿Será para usar durante actividades al aire libre en la ciudad o en un entorno natural más alejado de la civilización?

Contestar a esta pregunta va a determinar si elegimos un modelo aptos para usar incluso con gas de red, garrafas o bombonas grandes, de las que se consiguen en la ciudad o, por el contrario, si elegimos ya modelos pensados para usar combustible de menor tamaño, diseñados para ser portátiles.

- ¿Generalmente lo llevaremos con nosotros a cuesta (en una mochila, etc.) o lo transportaremos con nuestro vehículo?

De esto dependerá la importancia que le demos al peso y volumen de nuestro hornillo, lo que facilitará o dificultará su transporte si lo acarreamos con mochila. Si, en cambio, lo llevamos en un vehículo, priorizaremos sus prestaciones, incluyendo su robustez, pero no nos importará demasiado su peso o su portabilidad, pudiendo incluso usar un calentador que se añade a garrafas o bombonas de gas tradicional, recargables, normalmente de 3 o 4 kg.

- ¿Para cuántas personas pretendemos cocinar con nuestra cocina portátil?

Los calentadores portátiles están pensados para cocinar a una cantidad determinada de personas, lo que se traduce en una llama más o menos potente y en una superficie de soporte más o menos amplia para apoyar la olla, sartén, etc., pudiendo así calentar recipientes más o menos grandes. Normalmente los hornillos vienen preparados para cocinar comida para 2 o 4 personas, y aunque los hay más grandes, pensados para expediciones, son raros de encontrar porque en esos casos se prefiere llevar más de un hornillo o, directamente, una cocina de campaña con cocinero incluido (grandes expediciones de montaña al Himalaya, etc.).

¿Lo usaremos en montaña o en ambientes invernales?

En ambientes muy fríos y a más altitud, típicos de la montaña, los anafes se ven exigidos en cuanto a que precisan un mayor calentamiento, un sistema de bombeo eficiente si usan combustible líquido, etc. Si vamos a comprar un calentador para ser usado en alpinismo o andinismo todo esto debe ser tenido en cuenta y, en general, lo mejor en estos casos es comprar uno que sea robusto, pensado específicamente para soportar la vida exigente que implica una expedición, incluyendo además el uso de materiales que hagan que pese y ocupe lo menos posible. Ha

Al mismo tiempo, en lugares de acampada expuestos, como los que suelen encontrarse en expediciones de montaña, por ejemplo, es interesante tener en cuenta la posibilidad de un sistema que proteja del viento, algo que añaden como accesorio algunos modelos.

En lugares con nieve, también se hace imprescindible una base para apoyar el hornillo, disponible también como accesorio si no queremos improvisar (por ejemplo, apoyándolo sobre una pala de nieve), ya que por su propio peso puede hundirse o desequilibrarse nuestro calentador, o también, al calentarse, derretir la nieve y caerse.

- ¿Lo usaremos en nuestra región o en otro lugar del mundo?

En algunos lugares del mundo es difícil encontrar repuestos de combustible para ciertos hornillos de gas, o cierto tipo de combustible líquido determinado. Si pensamos viajar mucho y por lugares diversos con nuestro hornillo, o bien queremos uno que sea lo más polivalente posible en cuanto a la fuente de combustible que pueda usar (para amantes de la supervivencia urbana o al aire libre, por ejemplo) debemos optar por un hornillo de gasolina o a combustible líquido, o por uno multicombustible, es decir, que pueda quemar tanto gas como combustible líquido. En cambio, si lo vamos a usar en regiones a donde podemos transportar nosotros mismos o comprar los repuestos de botellas o cartuchos de gas, recargar nuestra garrafa o bombona, etc., lo más normal es que un calentador a gas tradicional sea más práctico.

¿Vamos a usar el hornillo para salidas cortas o viajes largos?

Esto influirá en el tipo de combustible, tamaño y cantidad de repuestos que tengamos que llevar. Por ejemplo, en el caso de usar combustibles líquidos, además de comprar el calentador tendremos que comprar la botella para cargar el combustible, y la capacidad de la botella (0,5 litros, 1 litro, etc.) dependerá de cuán largo serán los viajes que hagamos sin posibilidad de recargarla. Lo mismo vale para los cartuchos o botellas de gas, porque los hay de distintos tamaños.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com