Hornillos o calentadores de camping de gas, combustible líquido y multicombustible (V)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Fogatas versus hornillos o calentadores de camping (I)

Incrementando el poder calorífico de nuestro hornillo o calentador de camping (I)

Fabricación de algodón carbonizado como yesca artificial para encender fuego con chispas

Cómo hacer fuego con una barra de ferrocerio

Cómo buscar buena leña para hacer fuego

Construcción y uso de un arco de fuego o arco de rodamiento indio

Cómo hacer fuego con hongo yesquero

Cómo tallar madera usando fuego

Hacer fuego al aire libre, ubicación y zona de seguridad (I)

Cómo encender una fogata con un arma de fuego

Cuando el fuego no quema: Hirviendo agua en una botella

¿Se puede encender y mantener un fogón bajo la lluvia?

Encendiendo fuego con leña húmeda y napalm

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos y provisiones para la aventura

Uso, transporte, limpieza y mantenimiento

Al usar calentador de camping hay que cuidar que no reciba golpes o caídas, también durante su transporte, ya que su constitución suele ser delicada. Por eso es recomendable transportarlo en una funda resistente y en un lugar protegido.

Al manipular el hornillo, hay que tener en cuenta que habrá partes calientes mientras esté encendido e incluso después, hasta el momento de enfriarse. Esto es una obviedad, pero nunca viene mal recordarlo. Ciertas partes están pensadas para mantenerse más frías y pueden ser usadas como asas, aunque deben estar diseñadas específicamente para ello si no queremos dañar el aparato.

Las cocinas de campaña, como su nombre lo indica, están pensadas principalmente para cocinar dentro de un recipiente y/o, en su defecto, para proporcionar calor. No se recomienda usarlas, por tanto, para cualquier uso distinto a este, so pena de estropear el aparato o causar un accidente.

Cuando no use el anafe, ya sea para su transporte o para su almacenamiento por un tiempo prolongado, desconecte la manguera que une la pieza central a la fuente de combustible (botella de combustible líquido, cartucho de gas, etc.). Guarde y/o transporte los repuestos de botellas de combustible en lugares secos, alejados de fuentes de calor y/o humedad.

Al usarlo, la manguera de conexión tiene que estar siempre extendida todo lo posible y sin contacto con el hornillo más allá de su punto de conexión.

Deben limpiarse la o las boquillas usadas en nuestro calentador periódicamente, sobre todo y con más frecuencia si se usa combustible líquido, porque este dejará más residuos que la quema de gas. Esto puede hacerse, dependiendo el modelo, con la boquilla puesta o debe desarmarse primero, usando para la tarea una aguja de limpieza especifica o (en su defecto) una aguja de coser común o alfiler. Luego de haber desarmado y/o limpiado el aparato, hay que volver a corroborar que no existen pérdida de combustible antes de usarlo.

Si usamos nuestra cocina portátil habitualmente con combustible líquido y, más aún, si este es de mala calidad o de los menos recomendados, hay que limpiar también de vez en cuando el husillo de la válvula de regulación o ranuras de la boquilla.

Todas estas operaciones pueden realizarse con la multiherramientas proporcionada por el fabricante de nuestro hornillo y de acuerdo a sus instrucciones específicas, por lo que no tiene sentido que nos extendamos sobre ello aquí ya que deberá leerlo en su manual.

Los filtros internos de combustible que incorpore el aparato raramente precisan de mantenimiento. En caso de obstruirse siendo necesario cambiarlos, podemos hacerlo por nuestra cuenta luego de adquirirlos en el fabricante, pero limpiarlos no es algo que los manuales de los hornillos contemplen normalmente como posible.

Las siguientes son algunas normas de uso básicas y particulares para los diversos tipos de hornillos más comunes que hay en el mercado actualmente:

a) - Hornillos de gas

- Mantener cerradas todas las llaves durante la colocación de una botella de gas y mientras el hornillo esté apagado.

- Siempre mantener la botella o cartucho de gas vertical, parado de acuerdo a las instrucciones del fabricante, y sobre todo durante la colocación de la válvula de nuestro hornillo.


Tutorial donde se muestra un calentador multicombustible usado con cartucho o botella de gas.

- Al enroscar la válvula, hacerlo comprobando que no se deforma la rosca y sin apretar excesivamente. Controlar que queda bien colocada: prestar atención al olor o, en su defecto, comprobar al aire libre con agua con jabón la presencia de burbujas (fuga de gas) en las juntas del aparato (ver "Precauciones y normas de seguridad", punto anterior). Ante la duda, no encenderlo.

Antes de encenderlo, abrir primero la válvula de cierre y después la de regulación, en ese orden, pudiendo regular la llama con una o ambas, de acuerdo a las instrucciones del fabricante.

Para apagar el hornillo, cierre primero la válvula de cierre y espere a que se apague, para finalmente cerrar la de regulación.

b) - Hornillos de combustible líquido

- Como ya mencionamos en las normas de seguridad: NUNCA llene la botella de combustible líquido más allá de la línea que marca el máximo.

- Al enroscar la válvula en la botella de combustible líquido, hacerlo comprobando que no se deforma la rosca al enroscarse de forma oblicua por error y sin apretar excesivamente. Controlar que queda bien colocada: prestar atención a posibles manchas o goteos de combustible.


Tutorial en video sobre el uso de un anafe calentador a combustible líquido.

- Realizar los bombeos necesarios en la botella (solamente posible si incluye bomba de combustible, dependiendo el modelo) en la cantidad indicada por el fabricante del anafe, y los cuales podrían variar (a más) dependiendo de la cantidad de combustible que tenga la botella y a medida que disminuya.

- Dependiendo de la marca y el modelo, para "encender" (abrir) la válvula de paso (activar la comunicación de la botella de combustible, a través de la manguera, con el hornillo) hay que mantener la botella acostada de un lado hacia arriba, y para "apagarla" (cerrarla) ponerla con el lado opuesto hacia arriba, girada 180º respecto de la posición de encendido. Normalmente estos lados están claramente indicados en la válvula con las palabras "ON" y "OFF" respectivamente, o similares, y cuando se puede leer esta indicación hacia arriba es cuando está tal como indica ("encendido" o "apagado").

- Los hornillos alimentados con combustible líquido precisan de un precalentamiento antes de encenderse, a diferencia de los de gas [1]. Antes de iniciar dicho precalentamiento, lo mejor es tener el hornillo protegido del viento en la medida de lo posible. A continuación explicamos los pasos básicos para precalentar un hornillo a combustible líquido.

Abrir primero la válvula de cierre y después la de regulación (que puede ser un botón), en ese orden, y dejando unos segundos (de acuerdo a las instrucciones del fabricante) que fluya el combustible en el hornillo sin encenderlo todavía. Luego, cerrar la válvula la válvula principal o botón de regulación. Si se usa petróleo o similar, hay baja temperatura, mucho viento, etc., es posible que se necesite más combustible para el precalentamiento debido a la pérdida de calor producida por el medio ambiente, por lo que debe dejarse más tiempo abierta la válvula (siempre de acuerdo al manual de nuestro modelo de hornillo).

Es momento de controlar nuevamente que no haya fugas de combustible por ninguna parte del sistema, desde la botella hasta el calentador. Si todo está bien, encender el combustible que se encuentra en la parte del hornillo destinado al precalentamiento, dejándolo prendido durante aproximadamente 40 segundos (para combustible de la marca o gasolina específica para el modelo) o más tiempo (para petróleo, diésel, etc.), sobre todo si la temperatura es baja, hay viento que "robe" el calor, etc. (para datos sobre el tiempo más específicos, siempre guíese por las indicaciones del fabricante).

Pasado este tiempo y antes de que el combustible se apague del todo, abrir despacio la válvula de regulación hasta lograr una llama estable. Si la llama es amarilla y no estable, puede ser debido a la falta precalentamiento [2], para lo cual se puede cerrar un poco el botón de regulación, esperando que mejore (se transforme en una llama azul y estable), dejando entonces que queme a baja potencia para terminar de calentarse antes de subir la llama. De no ser así, habrá que apagarlo y empezar otra vez todo el procedimiento cuando que se haya enfriado el hornillo, y esta vez usando más combustible (dejando más tiempo abierta la válvula al comienzo del proceso) para logar un mayor precalentamiento después.

- Para apagar un hornillo que quema combustible líquido, primero hay purgar el combustible de la manguera. Esto se logra al colocar la botella en posición de "OFF" (según el fabricante) y cuando el fuego se apague (empieza a salir aire sin combustible) cerrar la válvula de cierre y, por último, el botón o válvula de regulación, igual que se hace con un hornillo a gas.

Si el modelo de botella de combustible que usamos incluye una bomba de combustible para aumentar la presión, puede que esta no funcione. En ese caso, se puede desarmarla y verificar el émbolo de cuero de su punta, ya que su mecanismo es similar al de cualquier inflador o hinchador de ruedas de bicicletas, pelotas, etc.: hay que extenderla si se dobló y/o lubricarla con aceite que proporciona el fabricante o, si no se posee, con aceite minera o con saliva. También se puede desenroscar y lubricar el vástago de la bomba en los modelos que lo permitan. Si esto no resuelve el problema, habrá que chequear la válvula de retención y limpiarla tras su desarmado.

c) - Hornillos multicombustible o multifuel

- Evidentemente, todo lo dicho arriba, por separado, respecto de los sistemas de calentadores de gas y de combustible líquido, se aplica también a los hornillos multicombustible, que no son ni más ni menos que un tipo de calentador que tiene la posibilidad de usarse con ambas clases de combustible. Sin embargo, hay algunas particularidades propias de los "multifuel" que pasamos a aclarar.

- Verifique que el calentador tiene colocada la boquilla adecuada para el tipo de combustible que va a usar. Las boquillas son las piezas del aparato que permiten el paso de cierta cantidad de combustible y aire por un orificio de determinado diámetro, el cual varía dependiendo del tipo de gas o combustible líquido de que se trate. Los hornillos multifuel traen distintas boquillas, que hay que cambiar dependiendo del tipo de combustible que se vaya a utilizar. Si usamos la boquilla incorrecta, el hornillo no funcionará o quemará mal (llama vacilante o amarilla, etc.).

- Como ya mencionamos, cerciórese de que la manguera está libre de combustible líquido cuando vaya a usar gas. Porque si hubiera combustible líquido en la misma al cambiar de líquido a gas, podría surgir una llamarada peligrosa al encender el hornillo.

Notas
[1] A veces es necesario incluso precalentar hornillos de gas, cuando las condiciones meteorológicas no acompañan (tiempo muy frío o ventoso, etc.)
[2] La llama amarilla y vacilante puede ser debido a otras causas a parte de la falta de precalentamiento del hornillo. Leer al respecto el artículo "Incrementando el poder calorífico de nuestro hornillo o calentador de camping" para más datos.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com