Supervivencia ante animales acuáticos venenosos, la serpientes de mar (II)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Primeros auxilios: Valoración primaria de un herido (I)

Supervivencia en el mar: tiburones, los escualos más temidos (I)

La necesidad de la motivación para la supervivencia

Tipos de motivación aplicados a la supervivencia (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

2) - Síntomas

Los síntomas en caso de mordedura son pueden incluir:

- Dolor local instantáneo, y variable en cuanto a intensidad.
- Amorotonamiento local tras 20 minutos aproximadamente.
- Inflamación (transcurrida 1 hora aproximadamente) que es local pero puede extenderse bastante, incluso afectando a todo el miembro o zona afectada.
- Malestares digestivos: vómitos, diarrea, dolor de estómago.
- Sed intensa.
- Posibilidad de shock.
- Parálisis y rigidez muscular.
- Movilización de músculos esqueléticos.
- Orina oscura de color similar a la Coca-Cola

3) - Primeros auxilios - Tratamiento de urgencia

Los primeros auxilios en caso de recibir una mordedura de serpiente deben ser inmediatos.

- La tranquilización de la víctima juega un papel importante desde el momento en que una menor frecuencia cardiaca evitará que el veneno se difunda por el torrente sanguíneo con mayo celeridad. Esto incluye el hacer reposar a la víctima en una postura en la que sienta cómoda la parte afectada por la mordedura.

- Luego de tranquilizar al paciente, desinfectarse la herida y aplicarse un vendaje (pero no compresivo) sobre la herida, para luego inmovilizar el miembro afectado (ya que normalmente se recibirán las picaduras en piernas o brazos).

- Es recomendable sacarle a la persona mordida anillos, pulseras, relojes o cualquier tipo de objeto que pudiera cortar la circulación sanguínea de la zona afectada una vez esta se inflame.

- En caso de mordeduras en brazos o piernas, si se sabe como hacerlo con seguridad, puede colocarse una ligadura entre el lugar de la mordedura y el corazón, que no corte por completo la circulación (es decir, que se siga detectando pulso distal de la extremidad en cuestión), ligadura que NUNCA debe mantenerse si el miembro se hincha o amorata excesivamente. Si la lesión se produjo en otra zona del cuerpo, hay que mantener una presión sobre la herida como si se tratara de una hemorragia común, para disminuir la circulación sanguínea y la transmisión de veneno desde la zona hasta el resto del cuerpo.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com