Supervivencia ante animales acuáticos venenosos, la serpientes de mar (III)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Primeros auxilios: Valoración primaria de un herido (I)

Supervivencia en el mar: tiburones, los escualos más temidos (I)

La necesidad de la motivación para la supervivencia

Tipos de motivación aplicados a la supervivencia (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

- Puede aplicarse frío, pero no en exceso, ni hielo directamente, ya que aunque la disminución de la circulación es recomendable, no lo es el que se constriñan totalmente los vasos sanguíneos en la zona de la mordedura (riesgo de necrosis de tejido).

- La víctima debe evitar mover a toda cosa la zona de la mordedura, y debe ser evacuada al centro hospitalario más cercano. Mientras permanezca a nuestro cargo, deben evaluarse las constantes vitales y aplacar los síntomas según se detecten.

- Para evitar que una víctima se transforme en más de una, y pese a lo que recomiendan algunos libros, no es recomendable intentar capturar o matar a la serpiente. Pero si esta murió (se está totalmente seguro de que está muerta), no viene mal llevarla para que sea identificada, y por tanto se afine el tratamiento lo más posible de acuerdo a la especie de que se trate, o incluso pueda ser identificada como no venenosa. En cualquier caso, por precaución, aún estando muerta, no debe ser manipulada si no se usan guantes o alguna herramienta para no tocarla directamente con las manos.

- Si es necesario, puede dársele al paciente un analgésico por vía oral (paracetamol o similar). En particular, NO debe dársele aspirina, porque "mejora" la circulación facilitando las hemorragias, algo nada recomendable en esta situación.

- Todo tipo de medicina alternativa debe ser evitada, en concreto el mito de que hay que hacer un corte en la herida, chuparla y escupir. O sea, NO hay que cortar y/o succionar la herida.

- Tampoco hay que usar torniquetes ni vendas compresivas, salvo que se sepa que se trata de una serpiente de mar realmente letal, lo cual implica conocimientos zoológicos más propios de un biólogo que de un socorrista o practicante de primeros auxilios, por lo que no diremos más sobre los torniquetes aquí.

- El suero antiofídico (de existir y disponer de él) únicamente debe ser administrado por un médico, o por el encargado de los primeros auxilios si se trata de una expedición de exploración, y este está formado en este aspecto.


Notas:
[1] En Malasia muere más gente por la caída de cocos, y en la India por mordedura de ratas, que en la misma zona por la mordedura de serpientes.
[2] Lo cual, por otra parte, podría constituir un doble fondo que también es un peligro de por sí: podríamos quedar atrapados o lesionarnos al caminar sobre él si cede.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com