Supervivencia en el mar: tiburones, los escualos más temidos (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Supervivencia y primeros auxilios ante animales acuáticos peligrosos

Animales acuáticos y marinos venenosos

Envenenamiento por ingestión de marisco o pescado

Primeros auxilios: Valoración primaria de un herido (I)

La necesidad de la motivación para la supervivencia

Tipos de motivación aplicados a la supervivencia (I)

Productos y servicios relacionados

Equipos y provisiones para la aventura

El caso de los tiburones como un peligro potencial para la supervivencia en aguas abiertas suele exagerarse más de la cuenta. Pero es cierto que puede darse en aguas profundas sobre todo, según demuestran las estadísticas, (raramente cerca de las playas).


Video que muestra a un tiburón toro (Carcharias taurus) y una musola lisa (Mustelus mustelus)

Si somos náufragos podemos tener que lidiar con algunos tiburones, por lo que hay que tener en cuenta que:

1 - De las alrededor de 400 especies de tiburones, sólo 7 son la que (se ha constatado) atacaron alguna vez a seres humanos.

2 - La peligrosidad de un tiburón no guarda relación directa con su tamaño: no subestime a los chicos, ni tema excesivamente a los grandes.

3 - Los tiburones suelen nadar en aguas profundas, sólo rondan la superficie si están muy hambrientos, al seguir bancos de peces o cardúmenes. Si ve un tiburón en la superficie es probable que sea peligroso, aunque no necesariamente.

4 - A veces los tiburones (al igual que las orcas) siguen a los barcos pesqueros porque buscan comida arrojada por la borda. Si se da un naufragio, es por eso que pueden todavía rondar la zona.

5 - Los tiburones suelen alimentarse al amanecer, al atardecer y durante la noche sobre todo.

6 - Los tiburones no se guían por su vista, que es pobre, sino por su olfato y por las vibraciones del agua que detecten. Movimientos leves y o débiles pero espasmódicos y agitados los atraerán (sugieren una víctima enferma, herida o débil). Movimientos bruscos y regulares y ruidos fuertes suelen ahuyentarlos por la razón contraria. Los atraen los desperdicios (incluidos los excrementos y la orina) y la sangre.

7 - Los tiburones se preparan para atacar generalmente cuando rodean un presa nadándole alrededor en círculos, seguido de movimientos explosivos. En cambio, cuando se mantienen a cierta distancia suele ser por simple curiosidad.

8 - Los tiburones no reconocen en principio a un ser humano vestido como una posible presa, mucho menos si los encuentra agrupados (se transforma para él en una figura difusa). Por eso lo mejor es permanecer unidos y no dispersos si estamos, por ejemplo, dentro de un grupo de náufragos.

9 - Si se está sólo, y se cree que un tiburón va a atacarnos, hay que saber que un buen nadador puede llegar a burlarlo. La forma de hacerlo es (al igual que sucede cuando se actúa ante al embestida de un toro) realizando giros bruscos, cambios de dirección precipitados en zig-zags aleatorios. Los tiburones no tienen la capacidad de cambiar de dirección o pararse rápidamente, ni de nadar hacia atrás, por lo que hay aprovecharse de esta debilidad par sobrevivir.

Además, recuerde: una aleta que asome por la superficie NO implica necesariamente la presencia de un tiburón. Muchas especies (los delfines, marsopas, manta, rayas, etc.) pueden dar una imagen parecida a la que todos asociamos, gracias a la famosa película Tiburón, con estos escualos.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com