Medición de la intensidad de un terremoto: la escala modificada de Mercalli


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

¿Qué hacer cuando se produce un terremoto? (I)

Supervivencia urbana: ¿cómo prevenir y anticiparse a un terremoto?

La geología, la paleotología y la vida, o porqué sin terremotos no habría montañas

Protección contra el mal tiempo en las excursiones (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Recomendaciones para el cuidado del medio ambiente en actividades al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos de supervivencia para desastres y catástrofes

La escala modificada de Mercalli (creada en 1902 por el geólogo italiano Giuseppe Mercalli, y modificada en 1931) es útil para determinar la intensidad de un terremoto en base a los efectos apreciables por nuestros sentidos, es decir, sin necesidad de la utilización de sismógrafos. Por eso es valiosa para que el superviviente sepa rápidamente a que tipo de temblor se está enfrentando.

La escala modificada de Mercalli tiene 12 grados, numerada en números romanos va del I al XII.

Un terremoto de grado I es irrelevante para el ciudadano común o el superviviente, ya que no puede ser detectado más que por los sismógrafos. Podría ser de hasta grado 3 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto de grado II se deduce cuando es sentido sólo por personas muy sensibles, mientras que la mayoría de la gente no se da cuenta de que hay un leve temblor de tierra. A mayor altura (pisos de un edificio) más posibilidad de que se sienta, ya que los edificios oscilan por la misma causa que se mueve la copa de un árbol más que el tronco cuándo alguien lo agita desde abajo. Similar a hasta grado 3 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto de grado III ya puede ser percibido por más personas dentro de edificios, y si se presta atención se escucha como un sonido y/o vibración característica, como el que producen las ruedas de una carreta o un camión que pasa cerca de donde estamos. Similar a 3 - 4 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto de grado IV ya puede ser detectado con facilidad si se está dentro de cualquier construcción, porque pueden oscilar lámparas, muebles o objetos de poco peso. Fuera de las construcciones no es fácil percibirlo. Alguna personas dormidas pueden despiertarse. Similar a 4 - 5 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto de grado V ya puede ser detectado fácilmente también fuera de las construcciones, se mueven plantas, pasto o arbustos de baja altura, aunque no hay viento que los mueva... Dentro de los edificios, los objetos pueden caer o moverse peligrosamente. Los vidrios o cristales de puertas y ventanas pueden romperse. Las persona dormidas suelen despertarse de forma instintiva. Similar a 4 - 5 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto de grado VI se caracteriza porque el sismo o seísmo es totalmente evidente para cualquiera, no es posible no darse cuenta que hay un terremoto. Dentro de las construcciones, todos los objetos que no estén fijos pueden caer, incluyendo cuadros de las paredes, libros y cualquier objeto colocado en estanterías. Se producen al mismo tiempo grietas en paredes y el techos. Similar a 5 - 6 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto de grado VII hace sonar las campanas de las iglesias si las hay, si se tiene una fuente de agua o depósitos cerca (lagos, lagunas, ríos, tanques), se verá como se agita y se enturbia. Adentro de los edificios todos los objetos colgados caen. Se dan destrozos o daños materiales a las estructuras, aunque de poca gravedad, serán mayores cuanto más altas sean estas (en torres, hogares o chimeneas) o incluso puede desprenderse adornos arquitectónicos de las fachadas de algunos edificios y caer. Similar a 5 - 6 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto de grado VIII ya mueve los árboles, que incluso pueden llegar a partirse. Los muebles salen despedidos y pueden recorrer varios metros con la fuerza que les imprimen las sacudidas. Las estructura altas resultan destrozadas y los edificios no preparados para resistir un sismo sufren daños considerables (caída de paredes). En suelo húmedo puede brotar agua sucia, o agrietarse en lugares donde hay pendientes. Lo normal es que cunda el pánico. Similar a 6 - 7 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto de grado IX se manifiesta porque daña en alguna medida hasta las construcciones antisísmicas, y las que no lo son se dañan gravemente, sobre todo las de madera. Se dan grandes deslizamientos de terreno. Similar a 7 - 8 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto de grado X destruye casi todos los edificios no antisísmicos totalmente (se desmoronan y no queda casi nada en pie). Las vías de tren se doblan en alguna medida, y también puede ondular y agrietarse el pavimento de las calles. Los depósitos de agua forman olas caóticas que chocan con las orillas, pudiendo generar desmoronamiento de acantilados o costas abruptas en los acuíferos. Similar a 7 - 8 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto de grado XI destruye todos los edificios de madera y mampostería al tiempo que las vías de tren se doblan gravemente, deformándose. La tierra puede desplazarse produciendo grietas o hediduras, en taludes o peñascos se producen desmoronamientos. De suelos húmedos pueden aflorar manantiales de agua subterráneos. Similar a 8 - 9 de intensidad en la escala de Richter.

Un terremoto del grado XII es la debacle a nivel urbanístico. Toda las estructuras construidas por el ser humano en la zona afectada por el sismo se destruyen sin remedio. En zonas rocosas se abren grietas o fallas grandes, se desmoronan totalmente las orillas de lagos o ríos, pudiendo formarse cataratas, desviarse cursos de agua, trasladarse lagos o modificarse la configuración de cualquier tipo de acuífero. Similar a 8 - 9 de intensidad en la escala de Richter.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com