Supervivencia ante radiación nuclear o atómica (radiación ionizante) (V)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Clasificación internacional de peligrosidad de accidentes nucleares

Supervivencia ante lo invisible

¿Terremoto nuclear? ¿sismo atómico?

Improvisación de refugios para la supervivencia NBQ

Supervivencia biológica a la pobreza en América del Sur

Riesgos biológicos: reconocimiento y prevención

200 bombas atómicas caían sobre Europa

Supervivencia nuclear: a más de 30 kilómetros de Chernobil

Consejos de supervivencia NBQ: una introduccion (I)

Consejos de supervivencia: ataques nucleares (I)

Máscaras antigas y equipo NBQ (I)

Equipo de supervivencia

Travesía en un entorno contaminado radioactivamente

Por diversas causas es probable que nos queramos desplazar de un punto a otro atravesando un terreno contaminado con radiación ionizante: no tenemos agua o comida, queremos reunirnos con familiares, la zona en que estamos es insegura o lo será en breve, etc. Pero hay que tener claro que una travesía por una zona contaminada con radiación es algo extremadamente peligroso.

Tengan en cuenta que, por ejemplo, en el argot militar, se contempla el uso de armas atómicas "tácticas" (de corto alcance) para "negar" el terreno a un enemigo. Es decir, que no se tira el arma nuclear para matar, sino para impedir que alguien transite por esa zona, ya que hacerlo con relativa seguridad es muy difícil (lento y/o caro) aún contando con los equipos y vestimenta de protección NBQ de los que disponen los militares. Por eso, debe evitarse o retrasarse todo lo posible una travesía por una zona irradiada, pero si debe hacerse, hay que considerar varias cuestiones que pueden hacer la travesía lo más segura y rápida posible.

Lo primero a considerar será el momento en que se emprenda la travesía, que va a depender del nivel de radiación ambiente. Si no se puede medir porque no tenemos los medios o porque no sabemos cómo hacerlo [2], hay que guiarse por el siguiente principio: cuanto más tiempo pase del evento o suceso que contaminó la zona (arma nuclear táctica, bomba sucia fruto de un atentado terrorista, explosión solar masiva que afecte la tierra, accidente en una planta nuclear o instalación radiológica, etc.) menos peligrosa o más descontaminada estarás esta, de forma exponencial inversa, al punto que las primeras horas son fatales, siendo la primera semana equivalente a las primeras horas en exposición. Como norma general, hay que esperar un mínimo de 48 a 72 horas en una zona protegida de las radiaciones, y si se puede retrasar la salida dos semana o más, mucho mejor. Por supuesto, la zona seguirá radioactiva a algún nivel por miles de años, por lo que lo más sabio sería evitarla por siempre.

Lo segundo a tener en cuenta será la vestimenta de protección nuclear o NBQ. A nivel militar, se usan trajes especiales NBQR que están diseñados precisamente para impedir el mayor paso de radiación, pero incluso esos trajes tienen una vida limitada, dependiendo del nivel de radiación donde se usen y, en general, tienen que ser descartados a las pocas horas o días de ser utilizados. Asumiendo que no vamos a disponer de ese tipo de trajes, al menos habrá que tener un tipo de vestimenta externa que cubra todo el cuerpo, a parte de nuestra vestimenta normal, y que siempre será dejada fuera de nuestro refugio y descontaminada como ya explicamos, si no puede descartarse. Esto incluye algún tipo de máscara y antiparras o gafas que nos cubran totalmente los ojos, capucha que nos cubra totalmente la cabeza, etc (como ya dijimos, es mejor un trapo húmedo incluso a dejar la piel, boca, ojos o nariz expuestos).

Por último, habrá que considerar prudentemente el recorrido a seguir. Si disponemos de información sobre las zonas más contaminadas (de ahí la importancia de contar con un aparato de radio), evitarlas todo lo posible, buscando un equilibrio entre velocidad y protección, pero priorizando lo segundo si es a cambio de transitar por una zona totalmente libre de radiación, aunque nos lleve mucho más tiempo. Los descansos dependerán de la distancia, pero por cuestiones fisiológicas en principio habrá que caminar de forma continua, sin parar, por más de 40 minutos, sino no se aprovechará lo suficiente nuestras energías [3].

Por tanto, las provisiones y equipo para una travesía por un entorno contaminado deberán ser:

- Vestimenta de protección NBQ o algo que cumpla con esos requisitos de forma más o menos similar: piloto grueso, chubasquero, poncho o capa de lluvia como ropa exterior, con capucha, guantes, máscara con filtro (aunque sea una común tipo barbijo que se cambie regularmente, si no hay otra cosa) anteojos que cubran totalmente los ojos tipo antiparras, etc.

- Alimentos no contaminados y tener en cuenta lo dicho sobre cómo proveerse de alimentos potencialmente contaminados y cocinarlos.

- Además, todo lo necesario para una travesía y campamento al aire libre si pensamos hacerlos (travesías de más de 1 día por terrenos no urbanos) priorizando la movilidad y el poco peso, incluyendo el mejor calzado posible con calzado de repuesto, mochila para transportar el equipo, lo más cómoda, grande y liviana posible, botiquín de primeros auxilios, ropa de repuesto, algo para refugiarse de forma improvisada (nailon o polietileno al menos), iluminación, bolsa de dormir, distribución equitativa de peso y provisiones, navaja multiuso y cuchillo, armas para la defensa personal, recipientes duraderos y livianos para transportar agua con agua limpia para consumo inmediato o limpieza de heridas en primeros auxilios (bidones de plástico que puedan ser fácilmente recargados en un arroyo, por ejemplo, o sino con un jarrito que te permita cargarlos si no se pueden sumergir), olla y/o recipientes en dónde cocinar o hervir el agua antes de tomarla, lo necesario para filtrarla y potabilizarla, para hacer fuego, etc.

Notas:
[1] A largo plazo, los contaminantes van hundiéndose cada vez más en la tierra contaminándola y, por extensión, haciendo que lo que crezca esté a su vez contaminado, incluyendo bulbos o raíces. Esto se constató, por ejemplo, en los bosques radioactivos producto del accidente nuclear de Chernobil, y en los que ahora crecen frutas contaminados.
[2] La radiación se mide en la unidad llamada roentgens. La radiación que puede tolerar un ser humano en una parte del cuerpo muy chica expuesta brevemente puede ser de hasta 5.000 roentgens, pero en caso de recibir radiación en todo el cuerpo una dosis de 700 roentgens puede ser fatal.
[3] A partir de 20 o 30 minutos de realizar un ejercicio aeróbico como es una caminata a un ritmo no exagerado pero tampoco lento, el organismo humano empieza a consumir casi exclusivamente grasas para procurarse energía para moverse, lo cuál es mucho más eficiente que el consumo de hidratos de carbono, y es por tanto lo que debe priorizar un superviviente, haciendo caminatas lo más largas posibles, de 1 hora o más, y con descansos cortos periódicos entre medio, e lo posible de no más de 10 minutos, dependiendo su estado físico.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com