Bunkering: el robo y contrabando de petróleo en Nigeria

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Algunas historias de contrabandistas y emprendedores del mercado negro

Todas las historias de aventureros y viajeros

El Mercado Negro

Supervivencia urbana: Saqueos

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Equipos y provisiones para la aventura

Equipos de supervivencia

Imagínese a usted mismo acercándose a un oleoducto en una zona agreste, haciendo un agujero, soldando una válvula clandestina y luego sacando barril tras barril de petróleo para refinarlo clandestinamente y venderlo; eso es el bunkering y se hace con asiduidad en Nigeria.

Hace ya unos cuantos años recuerdo haber visto las primeras imágenes de mi vida acerca de un golpe de estado en Nigeria. Los soldados estaban vestidos en uniformes estandarizados, algunos más descoloridos que otros pero a diferencia de otros ejércitos africanos, el nigeriano poseía por lo visto, una mejor estructuración. Por entonces también pude aprender algo sobre las pruebas de mar que se estaban realizando sobre un buque llamado "Aradu" construido para Nigeria por el astillero Blohm & Voss de Alemania, que también construyó y licenció la construcción de un importante número de buques gemelos del Aradu para Argentina. Se trata de una serie de destructores, fragatas y corbetas denominadas MEKO y bastante sofisticadas, caracterizadas por su construcción modular. Nigeria, gracias a su petróleo, podía al menos entonces permitirse ese tipo de gastos militares.

Pero pese a esa aparente prosperidad, unos diplomáticos suizos amigos que habían pasado una temporada en Buenos Aires fueron enviados al país africano, y por un par de años, hasta que se las arreglaron para volver a Suiza, se lamentaban profundamente sobre le estado de Nigeria y la degradación constante de su sociedad. De boca de ellos escuché por primera vez acerca del contrabando de combustibles en aquellos lares. Y esta práctica fue creciendo con el tiempo: El país africano cuenta con importantes reservas de petróleo pero una buena parte de su población vive en la pobreza extrema, hay conflictos religiosos entre cristianos y musulmanes, entre tribus y entre fuerzas guerrilleras y los gobiernos de turno.

Todos estos bandos, además de piratas varios y gente que simplemente busca una fuente lucrativa de ingresos se dedica al robo, refinación y comercialización de petróleo, generalmente de forma muy tosca y peligrosa; Cuando en las noticias nos enteramos de que algunas decenas de personas se incineraron en Nigeria frecuentemente es porque a alguien no le funcionó bien alguna parte del sistema de extracción de crudo, empezando porque al perforar un oleoducto y soldar una válvula, ya se enfrenta un riesgo importante. En otras palabras, la gente que se incinera o son contrabandistas, o son desafortunados nigerianos que estaban cerca de ellos en el momento de producirse el accidente. En muchos casos ni siquiera resulta posible identificar a las víctimas; simplemente se toma nota de que hubo un accidente y un número aproximado de muertos sobre la base de las apreciaciones superficiales. Pero de cualquier modo son pocos los dispuestos a llevar a cabo alguna clase de investigación.

La magnitud extraída de los oleoductos es sustancial y ha brindado una especie de prosperidad primitiva a muchos, particularmente en el sur del país, además de servir para financiar toda clase de acciones guerrilleras y mafiosas, pero el número de refinerías clandestinas - centenares - y la oferta de combustible más barato que ello genera hace que toda clase de usuarios y distribuidores estén dispuestos a adquirir esos productos clandestinos pese al riesgo, a la baja calidad y también al enorme daño al medio ambiente que genera esa actividad conocida como "Bunkering"; hay quienes se benefician con ello, incluyendo a miembros del gobierno y de las fuerzas armadas, pero en definitiva es Nigeria quien hace un pésimo negocio: El petróleo no ha logrado sacar al país del subdesarrollo y ya han muerto miles de personas carbonizadas o intoxicadas por causa directa de esta actividad clandestina.

La economía en negro, irrlegular, e ilegal, se desarrolla siempre sin control; no es solamente una cuestión de impuestos perdidos para un gobierno, sino de seguridad para la gente. Esto muchas veces no se entiende, o no importa, puesto que los gobiernos generalmente lo que buscan es solamente que las actividades económicas les reporten ingresos vía la acción mpositiva. Pero lo más importante es que la economía debe estar al servicio de la gente, y actividades clandestinas como el bunkering no solamente representan un robo, parasitismo, sino que ponen en riesgo a miles de personas que no tienen nada que ver.


Extrayendo combustible legalmente de un avión para limpiar el tanque de combustible y las tuberías; hacerlo ilegalmente no sería mucho más difícil, y es lo que se hace en Nigeria.
Extrayendo combustible legalmente de un avión para limpiar el tanque de combustible y las tuberías; hacerlo ilegalmente no sería mucho más difícil, y es lo que se hace en Nigeria.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Libros

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com