Supervivencia urbana: Reduzca la cantidad de cuentas bancarias que posea

Clic aquí para contactar al autor
Pablo Edronkin

Lecturas sugeridas

Consejos de supervivencia para desastres económicos

Algunas historias de contrabandistas y emprendedores del mercado negro

Todas las historias de aventureros y viajeros

El Mercado Negro

¿Es conveniente desarmar a la población civil?

Una posibilidad que no debe descartarse en el estudio de la supervivencia urbana: los gobiernos pueden tornarse en contra de su propia gente

Supervivencia urbana: Saqueos

Productos y servicios

Cosmic Cat - Un juego cósmico y gratuito

Ruleta Americana Gratis

Ruleta Europea Gratis

Jacks or Better Power Poker

Blackjack Gratis

Energía verde

Juegos gratis

Información deportiva y apuestas

Aumente sus ingresos para vivir libremente

Equipos y provisiones para la aventura

Equipos de supervivencia

¿Para qué pagar por más cuando se puede obtener lo mismo por menos? Pero hay más razones para tener menos cuentas bancarias, empezando porque se mejoran las posibilidades de hacer que nuestras finanzas sobrevivan mejor.

La sociedad de consumo nos ha lleva do a poseer algunas cosas innecesarias o en demasía - esto no es un manifiesto comunista sino una observación de la realidad; lo malo de algunas de esas cosas es que nos sacan dinero todos los meses, nos cuestan, y particularmente en períodos de crisis o directamente, de supervivencia financiera, pueden comprometer seriamente nuestras cuentas. La respuesta obvia es que hay que deshacerse de esas cargas pero en el mundo real eso bien puede resultar imposible en el corto plazo: Si poseemos varias cuentas bancarias, como ocurre con muchas personas en la actualidad, y a esas cuentas están asociadas hipotecas, tarjetas de crédito, etc. traspasar todos los débitos implícitos en esas operaciones puede resultar hasta legalmente complicado. Esas complicaciones implican tiempo y puede ser que eso también nos falte. Por lo tanto, la simplificación de nuestras cuentas bancarias es algo que debe hacerse de antemano.

En todos los ordenes de la vida y la naturaleza, las estructuras pequeñas resultan más adaptables que las grandes o complejas. Frente a una emergencia o catástrofe como cuando ocurrió el evento K-T que acabó con los dinosaurios hace 66 millones de años, las entidades pequeñas se adaptan mejor: Los mamíferos le deben su dominio actual sobre nuestro planeta al hecho de que por aquel entonces eran todos de pequeño tamaño, pues prácticamente ninguna especie cuyos individuos pesaban más de veinte kilogramos logró sobrevivir aquella crisis. De las experiencias naturales como esta bien podemos sacar conclusiones y aplicarlas exitosamente a nuestra vida cotidiana y a la supervivencia urbana: Gaudí, el arquitecto. Buscó imitar a las formas de la naturaleza en sus estructuras dando pro sentado que por algo son como son, y todos sabemos que resultó muy exitosos construyendo auténticas obras de arte.

Así que volviendo al tema de las cuentas bancarias, es imprescindible reducir el número de ellas; idealmente una persona común debería tener una sola de ellas en la cual todos los pagos, cobros y servicios queden integrados. También es necesario degradar la cuenta si algunos de los servicios ofrecidos resultan superfluos. Por ejemplo, si el tipo de cuenta que poseemos permite emitir cheques pero esa opción nunca la utilizamos, habría que ver si resulta posible transformar a esa cuenta bancaria en una más simple, más económica y sin ese servicio. También hay que considerar aspectos relativos a la seguridad en tal caso, como por ejemplo, que si tenemos una chequera sin utilizar alguien podría robarla y falsificar algún cheque. Esta es una de las formas más simples y primitivas de robo de identidad pero sorprendentemente, todavía funciona.

Hay extremos sorprendentes a los que se puede llegar en materia de robo de identidades. Incluso existen casos en los que personas varias han intentado introducirse - por decirlo de alguna manera - en la sucesión de otras personas, es decir, en la genealogía de una familia, con el objeto de cobrar herencias que no les correspondían. Hasta se han escrito novelas al respecto. Esto puede ocurrir haciéndose pasar por algún supuesto hijo ilegítimo de una persona acaudalada ya fallecida - por caso, las decenas de supuesos hijos de Howard Hughes - o bien, pretendiendo ser descendientes de personas desaparecidas en alguna guerra. Si no existen descendientes vivos de persoans desaparecidas, razonan los delincuentes, entonces podría ser posible hacerse pasar por herederos recién aparecidos de personas que murieron trágicamente o fueron asesinadas.

El problema de esta práctica es que en la actualidad es más difícil construir un impostor perfecto, dado que existen los tests de ADN, pueden existir herederos vivos, aún siendo lejanos, y porque en general, las personas de fortuna, por difersas razones, tienen genealogías costruídas (Ver Hena Skowronek). Pero no se debe descartar del todo la aparición de impostores en contextos semejantes.

Otro aspecto que hay que considerar es la exposición frente a la agencia impositiva de su jurisdicción que la posesión de varias cuentas bancarias genera. Un mayor número de cuentas bancarias le convierte a usted en alguien más afluente y apetecible en la mente de un pequeño burócrata deseoso de causar tantas molestias como frustración tiene por ser mediocre. Por supuesto, en este aspecto usted debería consultar con un contador que entienda en asuntos fiscales antes de proceder, pero en principio, siempre es mejor para sus cuentas personales el minimizar su presencia en el sistema financiero y bancario para que le cobren menos impuestos. Es realmente muy simple: Cuanto menos aparezca usted en el universo que el fisco controla, menos le van a cobrar. No viole la ley pero tenga presente que pese a todas las charlas y diatribas sobre le deber de los ciudadanos y la necesidad del cobro de impuestos, la forma en la que los gobiernos lo hacen y la imagen de temible que el cobrador de impuestos siempre ha transmitido sutilmente reflejan que poco ha cambiando desde la época de Nuada, así que ¿por qué hacerles la vida fácil si a usted no le facilitan nada?

Esto no implica hacer nada ilegal - una vez más, consulte a un contador - pero nadie le puede obligar a pagar más si puede pagar menos. Por otra parte, a los interesados en la supervivencia también les puede interesar desaparecer del radar del estado, y cuanta menor sea su exposición fiscal, tanto mejor. En esos casos, quizás en vez de tener una sola cuenta bancaria sea mejor poseer dos, pero que la segunda esté abierta en algún paraíso fiscal.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Libros

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com