Sobreviviendo a internet


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

¿Qué hacer cuando se produce un terremoto? (I)

Supervivencia a vientos huracanados (I)

¿Qué hacer ante una tormenta eléctrica al aire libre? (I)

Protección contra el mal tiempo en las excursiones (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos de supervivencia para desastres y catástrofes

Aunque no parezca, y como ya mencionamos más de una vez hablando sobre redes sociales y protección de la privacidad en internet, el cuidado de los datos personales puede ser un verdadero problema de supervivencia urbana (¿o virtual?). Aquí damos algunas recomendaciones para evitar que nos ocurra esto al usar internet.

Alguien con alguno de nuestros datos privado puede robarnos, hacerse pasar por nosotros, secuestrarnos, acosarnos y otra larga serie de delitos...no es paranoia, es una posibilidad real, aunque por suerte no tan habitual como otras actividades no delictivas.

En ese sentido, hay que cuidar todo dato que pongamos en internet, y suponer que todo lo que viaja por internet es (o puede ser) de dominio público. Algunas normas preventiva en este sentido, algunas cosas que se pueden hacer para proteger los datos personales, aunque la verdad es que no existe la protección absoluta. Entonces, algunas recomendaciones que pueden servir al respecto son:

Crear contraseñas o claves seguras. Es decir, lo más complejas posibles (alfanuméricas, con caracteres especiales, en mayúsculas y minúsculas, todo incluido) para que haya menos posibilidades de que sean descifradas o "hackeadas" rápidamente. Por la misma razón, hay que evitar repetir las contraseñas o usar fechas típicas (de cumpleaños, etc.). Eso sí, si no confiamos en nuestra memoria, es preferible anotarlas en algún lado, y si es fuera de la computadora mejor.

Variar de vez en cuando las contraseñas. Sobre todo la de nuestro e-mail, si se trata de un correo web conocido (hotmail, gmail, yahoo, msn, etc.) porque suelen concentrarse ahí los ataques, ya no contra nuestra persona en particular, sino aprovechando "agujeros" de seguridad en el sistema en general.

Cuidar los datos personales que se agregan a los perfiles y cuentas. Sobre todo a las almacenadas en máquinas o servidores que no son los nuestros (cualquier servicio de correo que se acceda vía web, cualquier red social, etc.). Las consecuencias pueden ser desde el uso de estos datos como un producto que se vende (base de datos) y después recibimos publicidad por todos lados (spam) hasta el robo de identidades o los secuestros virtuales (simular que se secuestró a alguien, ya que se sabe donde está a determinada hora determinado día, pero un pariente cercano no lo sabe).

En algunas redes sociales y servicios de correo electrónico se "exige" que los datos sean reales, so pena de incumplir un contrato, en otros no.

Cuando no se exija esto, evidentemente habrá que crear usuarios con datos que no sean reales, y no rellenar datos críticos (DNI, teléfono, domicilio, gustos personales, etc.).

Cuando se exija que los datos sean reales, queda en cada uno adherir o no a ese contrato...lo que si hay que tener en cuenta, es que mucha gente usa redes sociales donde en teoría los datos tienen que ser "reales", con apodos, seudónimos, nicks, o poniendo datos que no lo son; lo que significa que esto es una práctica habitual, y en el peor de los casos derivaría en una anulación de la cuenta (cosa que raramente ocurre, ya que tendrían que hacer esto contra una gran cantidad de usuarios).

Dicho de otra forma: si puede, no ponga sus datos reales en cuentas de correo gratuitos, o al menos que no sean completos. Si por cuestiones legales cree que hay que ponerlos, vea lo que hace todo el mundo y si hay alguna acción concreta sobre el no poner datos reales. Y sino, tengan en cuenta que sus datos serán vendidos en las respectivas bases de datos de los gestores de estos correos online, que sus gustos y hábitos engrosarán estadísticas de marketing, que lo llamarán por teléfono y le enviarán spam a todas horas...no diga que no se lo advertimos.

No mantener datos críticos almacenados en cuentas de e-mail externas (correo web). Por más que ahora promocionen el hecho de que "ya no es necesario borrar nada", porque "sobra el espacio de almacenamiento", el dejar e-mails con datos personales (compras con tarjeta, por ejemplo) es un verdadero riesgo. Porque no sólo las propias empresas que nos ofrecen el servicio pueden usar esos datos, sino que pasó ya muchas veces que hackers ingresan y con esos datos pueden vaciar cuentas bancarias, hacer "secuestros virtuales", etc.

Usar una contraseña de ingreso a nuestra PC, ordenador o computadora, sobre todo si es un portátil o notebook. Esto por razones evidentes. En el caso de las notebooks, el riesgo es robo mucho mayor, así que esto debería ser una norma fija.

No dejar que nuestro navegador o "browser", cliente de correo electrónico, etc."recuerde" nuestras contraseñas o claves, para ingresar directamente en vez de tener que teclearlas cada vez. Es cierto que esto último es algo más molesto, pero hay que tener en cuenta que si se deja activado un ingreso automático, cualquiera que encienda nuestra máquina podrá acceder a todos nuestros datos.



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Libros

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com