Por un celular... (I)


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

¿Qué hacer cuando se produce un terremoto? (I)

Supervivencia a vientos huracanados (I)

¿Qué hacer ante una tormenta eléctrica al aire libre? (I)

Protección contra el mal tiempo en las excursiones (I)

Normas de seguridad en actividades terrestres al aire libre

Productos y servicios relacionados

Energía verde

Equipos de supervivencia para desastres y catástrofes

Por un celular o un teléfono móvil pueden ocurrir muchas cosas, dependiendo en el país que estemos, puede que simplemente ahorremos dinero por contratar un servicio u otro, pero puede también que perdamos la vida por un simple celular...y eso es lo que pude ver con mis propios ojos ayer mismo, como una persona moría por culpa de un teléfono móvil...

Sí, todo puede llevarnos a un fatal desenlace, incluso un celular, pero en realidad solamente dos cosas terminan con nuestros días: una es la falta de criterio, y otra la suerte en la vida, que en cualquier caso, como es claro y notorio, siempre termina en un final, tarde o temprano...

Iba en tren hacia Retiro, en el San Martín. Para el que no lo conozca, tren diesel, ruidoso, normalmente sucio, etc., como un típico tren argentino. El día era bueno, como siempre las puertas estaban abiertas, tanto porque la mayoría de las mismas no cierra bien, como porque cuando el tren se llena hay que ir colgado de los estribos si no hay lugar, aunque esté "prohibido".

Iba sentado, por suerte, y veo como todo sucede con tanta rapidez que ahora va a resultar más lento contarlo que verlo: un hombre al que no alcanzo a ver la cara pasa corriendo y (después lo supe) agarra un celular de una chica que lo tenía en la mano, quizás mirando o enviando un mensaje, escuchando música o algo así. En el mismo instante un tipo de seguridad del tren (otra casualidad, normalmente no hay seguridad en los trenes, esta vez sí) lo intenta agarrar y forcejea con él en la puerta, ya que el hombre al parecer (supe también después) se quería tirar con el tren en movimiento para escapar. Todo esto en unos segundos, el hombre finalmente se tirá del tren, el de seguridad no puede impedirlo. También aparecieron unos policías (otra increíble casualidad, raramente hay) en el tren, y corriendo pidieron que se parara el tren para agarrar al ladrón.

El tren había salido hacía un par de minutos de la estación de Hurlingam, se hallaba a unos 500 metros de la estación cuando tras tirarse el hombre, cuando se dio la orden al maquinista para que frenara el tren. Al detenerse finalmente el tren, la gente mayoría de la gente, que no había visto el incidente cuando pasó, empezó a sorprenderse y corrió la voz de lo ocurrido (varias versiones paralelas, como siempre). Las reacciones eran varias, algunos de los comentarios típicos eran: "Seguro se fue corriendo, y ahora hay que esperar acá..." "Por un celular de mierda...ahora nos joden a todos..", "Estos chorros hijos de puta, habría que matarlos a todos, pero después te sale con eso de los derechos humanos..."

Los de seguridad bajaron, junto con el maquinista, el guarda y los policías, y empezaron a ver abajo del tren a ver si el hombre había sobrevivido y se había ido corriendo o si no había tenido tanta suerte. Abajo del tren no estaba, y empezaban a pensar que se había escapado. Pero después se vio que, obviamente, el hombre había quedo más atrás de donde finalmente lograra frenar el tren, y lamentablemente había sido arroyado al tirarse...



Búsqueda rápida

Videos

Páginas web relacionadas

Libros

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo

Otros

Artículos Directorio Tienda Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com