Ciudades y calles de América y Europa


Clic aquí para contactar al autor
Federico Ferrero

Lecturas sugeridas

Conociendo y evitando el overbooking, o como no quedarse sin el lugar que le corresponde (I)

Vuelos: ¿envolver o no el equipaje? (I)

Viajando como estudiantes de intercambio cultural

¿Por qué estudiar y vivir en otro país?

Productos y servicios relacionados

Equipamiento para defensa personal

Equipo de supervivencia

Tanto si somos por primera vez turistas americanos (en el sentido amplio y estricto de la palabra) en Europa, como si somos turistas europeos en América, nos sorprenderán las diferencia arquitectónicas que distinguen a las ciudades del viejo y el nuevo mundo.

En Europa las calles viejas son intricadas e imposibles de descifrar para un americano: dan vueltas y más vueltas, o serpentean sin causa aparente. La numeración muchas veces es aleatoria o bien inexistente y los nombres no parecen tener sentido. Esto se acentúa cuanto más vieja es la ciudad, y disminuye (contrariamente) cuanto más nuevo es su planteamiento o última remodelación. La razón: la arquitectura y las ciudades europeas tienen tanta historia como Europa, las ciudades se construyeron alrededor de plazas de mercado, cercanas a los Castillos o centros de poder, por acumulación muchas veces, sin planificación alguna. Es común ver como toda la ciudad confluye en la plaza del mercado o la parte más antigua, el "casco urbano", y se aprecia claramente desde un mapa como fue creciendo desde ahí en forma circular, estando más organizadas las edificaciones y calles de la periferia. Las calles antiguas son muchas veces estrechas y terminan en callejones, se ensanchan o estrechan hasta desaparecer.

Una típica calle de una ciudad europea
Una típica calle de una antigua ciudad europea.

En América (y en las ciudades de nuevo diseño, como algunas de las reconstruidas tras la segunda guerra mundial en el viejo mundo) sucede normalmente todo lo contrario. En América, al haber sido invadidos los indígenas que la habitaban (algunos gustan decir "descubiertos") y por lo tanto impuesta la forma de vida y religión occidental y europea, lo mismo se hizo con su arquitectura. Aquí, sin embargo, hubo tiempo para planificar el "nuevo mundo" de forma más organizada que la que determinó el crecimiento caótico del viejo de la mano de la irreflexiva historia. Vemos por tanto en América, desde Argentina hasta Canadá, una organización mucho más patente, y por lo tanto un racionalidad mucho más fácil de entender en el trazado (realmente planificado) de sus ciudades más importantes. Es común que las calles tengan un trazado "cuadriculado" (de ahí que se le digan "cuadras" en Argentina, México, etc., a la distancia entre una calle y otra), que la numeración vaya siempre de forma ordenada (de 1 en 1, de 2 en 2, de a 100 números por calle, etc.) que los nombres de las calles tengan un sentido, estando agrupados por tipos haciendo referencia a algo o como homenaje ciertos personajes (nombres de países, próceres, etc.). Las calles y veredas (aceras) son a su vez más amplias o espaciosas, ya que las distancias y el terreno disponible en América es "ilimitado" (o así se sentía) respecto de Europa. También es común que las iglesias estén construidas sobre (literalmente) construcciones religiosas aborígenes, para "tapar", también físicamente, las formas espirituales anteriores a la conquista.

Como turistas, estas diferencias nos divertirán al tiempo que nos facilitarán o complicarán nuestras vacaciones, porque tanto en un caso como en otro, el poder ubicarse y manejarse dentro de las ciudades depende de la costumbre que uno tenga. Lo invitamos a que de qué conozca América o conozca Europa a los mejores precios, y sepa cuales son los "trucos" para poder visitarlas en tiempo y forma.



Búsqueda rápida.

Videos

Páginas web relacionadas

Foro de Andinia

Normas para la reproducción de este artículo



Otros

Artículos Tienda Directorio Foros

Exploración, naturaleza, deportes y aventura al aire libre en © Andinia.com